Nota de prensa


07/02/2012
Oryzon inicia el desarrollo preclínico de su primer fármaco candidato para eltratamiento de la enfermedad de Huntington
En modelos animales ha demostrado que aumenta la supervivencia y mejora diversos trastornos motores y de comportamiento.
 
Barcelona, 7 de febrero de 2012.- La compañía biotecnológica Oryzon acaba de iniciar los ensayos preclínicos (Fase I) de una molécula candidata para el tratamiento de la enfermedad de Huntington, también conocida como el mal de San Vito o Corea de Huntington. Actúa contra dos enzimas del cerebro implicadas en esta patología y ya ha demostrado aumentar la supervivencia y mejorar varios parámetros de movimiento y de comportamiento en modelos de animales.

La enfermedad de Huntington se caracteriza por una progresiva degeneración de las neuronas en el cerebro y que conduce a un deterioro de las funciones motoras y cognoscitivas y a demencia. De origen genético, normalmente se manifiesta a partir de los 30 años y supone un largo proceso de unos 20 años hasta que el paciente fallece.

Actualmente, en España hay unas 4.000 personas que padecen esta patología, para la que no existe cura y cuyos tratamientos actuales son de limitada eficacia, dirigidos básicamente a mejorar los síntomas. Esto hace que exista una fuerte necesidad clínica de hallar un tratamiento para esta enfermedad huérfana.

Por todas estas razones, Oryzon ha decido entrar en desarrollo preclínico con su primer fármaco candidato, un inhibidor bi-específico (primero en su género) contra dos enzimas, las llamadas LDS1 y MAO-B, para el tratamiento de esta grave enfermedad y que ha demostrado incrementar la supervivencia y mejorar varios parámetros motores y de comportamiento en modelos animales.

Según Carlos Buesa, director general de Oryzon, “basándonos en los excelentes resultados obtenidos en nuestras investigaciones, creemos que centrarnos en las moléculas LSD1 y MAO-B podrán proporcionar un tratamiento más efectivo para los pacientes que tienen esta devastadora enfermedad”. También señala que “además, el inicio de la fase preclínica de este candidato a fármaco refuerza el liderazgo de Oryzon en el campo de la epigenética desde un abordaje terapéutico. Tenemos un importante portafolio que nos sitúa como socio de elección para explorar las posibilidades terapéuticas de la LSD1 y otros tipos de enzimas”.

Las enzimas monoamino oxidasas B (MAO-B) tienen un papel clave en la activación de los neurotransmisores y son una diana farmacológica para el tratamiento de trastornos neurológicos. En el cerebro de las personas con enfermedad de Huntington se han identificado unos niveles anormalmente elevados de actividad de las MAO-B y también se han observado evidencias de que el metabolismo de la dopamina (uno de los neurotransmisores que emplean las neuronas) por las enzimas MAO-B puede contribuir al daño en una región concreta del cerebro, conocida como el estriado.

Otra enzima, la Lisina Especifica Demetilasa 1 (LSD1), es una diana farmacológica atractiva para nuevos enfoques en el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas, además del cáncer y las enfermedades virales, según se ha sugerido en los últimos años.
El fármaco candidato de Oryzon tiene un bajo peso molecular, buenas propiedades farmacológicas, es biodisponible en forma oral y tiene una capacidad de atravesar la barrera hemato-encefálica remarcable con un buen perfil de seguridad y selectividad.

Acerca de Oryzon

Creada en el año 2000 Oryzon (www.oryzon.com) posee una de las plataformas tecnológicas más completas de Europa para la identificación de biomarcadores. Altamente especializada en genómica, proteómica y bioinformática, la compañía identifica los marcadores para distintas enfermedades oncológicas y neurodegenerativas.

La biotecnológica tiene una plataforma para la validación de biomarcadores y dianas de Oryzon incluye tecnologías como RNAi, microarrays, phage-display y otra plataforma de genómica estructural con un screening de fragmentos (NMR y cristalografía de rayos X). Con ello, desarrolla nuevos fármacos y anticuerpos monoclonales contra las dianas identificadas en sus programas de descubrimiento de biomarcadores, desarrollando también productos de diagnóstico.

GynEC®-DX es un buen ejemplo de la actividad de diagnóstico de Oryzon. Este producto fue descubierto tras 5 años de intensa investigación. Es una firma de 5 genes expresados diferencialmente y muy precisos para determinar cuál es el estadio del cáncer en aspirados uterinos que, cuando se combinan con examen patológico en el mismo aspirado, tienen un valor predictivo negativo del 99.6%, según los resultados obtenidos en un estudio clínico doble ciego y multi-céntrico. La comercialización de este producto, que se ha desarrollado conjuntamente con Laboratorios Reig-Jofré, espera en 1Q 2012.

Otros lanzamientos en curso. En 2011 Oryzon firmó un acuerdo en el ámbito del diagnóstico molecular con Pacific Edge Ltd. de Nueva Zelanda. Según este acuerdo, Oryzon tiene la licencia exclusiva para comercializar y ejecutar en algunos países europeos el análisis de Cxbladder, un producto que detecta el cáncer de vejiga en muestras de orina. Oryzon realizará la prueba de Cxbladder en su laboratorio clínico de análisis, que fue autorizado por el gobierno de Cataluña el año pasado. “El laboratorio central es el eje y central de nuestra plataforma de diagnóstico y de la división de medicina personalizada”, explica Carlos Buesa. “Hemos demostrado que nuestra plataforma de descubrimiento de biomarcadores es capaz de desarrollar productos personalizados y de llevarlos hasta el mercado. La meta es convertirnos en el líder en diagnóstico molecular en España y en socio de referencia para compañías farmacéuticas especializadas”.
 
Documentación:
 
 
 
Permalink  
 
Desarrollado por Web4Bio