Nota de prensa


28/02/2013
Argon Pharma inicia la fase preclínica regulatoria de un fármaco oral contra el cáncer de páncreas
Oscar Peña, director científico de Argon Pharma y Ramon Roca, CEO.©PCB

El Oncostane –que ya ha demostrado eficacia in vivo– es uno de los primeros tratamientos orales contra el cáncer de páncreas que llega a ensayos preclínicos regulatorios y tiene un mecanismo de acción completamente diferente a los que se administran para combatir la enfermedad, lo que le convertiría en un ‘first in class’. Se trata también de un fármaco de amplio espectro que presenta actividad antitumoral para varias indicaciones (reprofiling).
 
La biotecnológica Argon Pharma –con sede en el Parc Científic de Barcelona– ha obtenido una ayuda de 250.000 euros del Ministerio de Economía y Competitividad, en el marco del Programa Innocash para la finalización de los ensayos preclínicos regulatorios de su fármaco Oncostane, un innovador tratamiento oral para el cáncer de páncreas.
Esta aportación de capital se suma a los 500.000 y 167.000 euros que la compañía ha conseguido estos dos últimos años a través del programa Neotec del Ministerio de Economía y Competitividad y de la línea de préstamos NEBT de la Agencia ACC1Ó de la Generalitat de Cataluña, respectivamente. En total, y junto a otras ayudas competitivas, la biotecnológica ha captado más de un millón de euros para llevar hasta prueba de concepto clínica el candidato a fármaco surgido de su investigación.
Actualmente, los medicamentos quimioterapéuticos que se prescriben como primera línea para cáncer de páncreas son de administración intravenosa hospitalaria, lo que conlleva un elevado coste personal, económico y social y –al igual que los tratamientos habituales que se administran como segunda línea– presentan gran toxicidad e importantes efectos adversos en los pacientes, ya que interfieren con la síntesis de DNA, o son inhibidores de receptores de factores de crecimiento.
El Oncostane de Argon Pharma –además de ser un tratamiento oral contra el cáncer de páncreas con las ventajas que ello conlleva –, no muestra toxicidades aparentes en los ensayos realizados hasta el momento, tiene buena biodisponibilidad y presenta sinergia con el fármaco de referencia para la indicación (gemcitabina).
Pero, además, tiene un mecanismo de acción completamente diferente a los tratamientos antitumorales de referencia, el mecanismo de adhesión focal –todavía no explotado para el descubrimiento de fármacos en indicaciones oncológicas– lo que le convertiría en un ‘first in class’. La inhibición de este mecanismo implica la pérdida de adhesión de las células y conlleva la muerte celular mediante apoptosis, un proceso de muerte celular programada (MCP).
Por otra parte, el Oncostane es un fármaco de amplio espectro que presenta actividad antitumoral para varias indicaciones oncológicas, lo que abre la puerta al desarrollo de nuevos medicamentos contra el cáncer mediante reposicionamiento (reprofiling).
El cáncer de páncreas es una enfermedad huérfana y que presenta una alta mortalidad, con una tasa de supervivencia de entre 4 y 6 meses de vida. Según la base de datos biomédicos Medtrack, es la decimotercera en incidencia (8-12 casos por 100.000 habitantes) y la octava en mortalidad en el ranking mundial. Es, además, la cuarta causa de mortalidad entre ambos sexos y representa el 6% de todas las muertes por cáncer. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se estima que su incidencia en Estados Unidos es de 32.000 nuevos casos anuales, de 78.000 en Europa, y que en España 2.400 varones y 2.000 mujeres mueren cada año por esta enfermedad.
A pesar de ser una enfermedad minoritaria, el cáncer de páncreas está entre los siete mayores mercados y se espera que se mantenga en esta posición. Según Medtrack, se estima que en 2014 los fármacos de primera y segunda línea para este tipo de cáncer puedan llegar a facturar 1.400 millones de euros en 2014. En algunos países, como Estados Unidos y Japón, esta enfermedad ha alcanzado niveles alarmantes y se ha convertido en una prioridad el encontrar tratamientos que permitan combatirla de manera eficaz.
“Debido a los decepcionantes resultados que se han obtenido en los últimos años en la búsqueda de un tratamiento efectivo para esta indicación, existe un mercado potencial muy importante para la introducción de nuestro fármaco para el que ya hemos podido demostrar eficacia ‘in vivo’, tanto administrándolo solo, como en terapia combinada. Los alentadores resultados de nuestro compuesto pueden representar parte de la solución a esta necesidad actual que además está potenciada por las agencias del medicamento europeas, americana y japonesa y puede ser una oportunidad para nuestras líneas estratégicas y nuestro modelo de negocio” –afirma el Dr. Ramón Roca, CEO de Argon Pharma.
 
 
Enlaces relacionados:
 
Tags: argon pharma,
 
Permalink  
 
Desarrollado por Web4Bio