Nota de prensa


20/03/2013
Mind the Byte, partner tecnológico de Amazon Web Services
De izquierda a derecha: Eduardo Santamaría, Alfons Nonell-Canals y Christian Teijón.©PCB.jpg
La compañía de servicios científico-computacionales Mind the Byte –ubicada en el Parc Científic de Barcelona– ha conseguido la certificación de ‘Tecnology Partner’ de Amazon Web Servicios (AWS) para ofrecer a sus clientes los servicios cloud computing de AWS. La start-up se convierte así en el primer partner tecnológico español de Amazon Web Services –y en el séptimo del mundo– especializado en soluciones cloud aplicadas a la quimioinformàtica y bioinformática.
 
Con esta iniciativa. Mind the Byte pone al alcance de las empresas, universidades y grupos de investigación públicos y privados la posibilidad de acceder a un abanico de infraestructuras de cálculo y de aplicaciones de software científico-técnico a través de la nube de AWS mediante la modalidad SaaS (acrónimo de ‘Software as a Service’), un sistema de distribución de software basado en el pago por uso, frente al software bajo licencias tradicional.

“Obtener el ‘status’ de ‘Tecnology Partner’ de AWS es un hito muy importante ya que es una de las empresas líderes en el mercado mundial de infraestructuras TI y servicios de nube.
Esta iniciativa confirma el compromiso continuo de nuestra empresa por la innovación en la tecnología cloud computing aplicada a la investigación y nos permitirá ofrecer la flexibilidad de la nube de AWS y posicionarnos como un referente en el sector”, afirma Alfons Nonell-Canals, director general de Mind the Byte.

Los servicios en la nube o cloud computing representan una gran oportunidad para optimizar y acelerar los proyectos en el ámbito de la I+D+i, ya que mejoran el acceso a los sistemas de procesamiento de datos intensivos y plataformas analíticas de última generación y las hacen accesibles a pequeños grupos de investigación; minimizan la inversión de recursos en infraestructuras y servicios científico-tecnológicos; y favorecen la armonización y estandarización de datos y procesos entre todas las entidades que participan en redes de cooperación nacionales e internacionales.

Los sistemas cloud permiten ampliar la computación de alto rendimiento (HPC) a medida que los usuarios lo vayan necesitando, y proporciona un número determinado de equipos y almacenamiento de disco en pocos minutos. Por otro lado, funcionan como una aplicación on line más: se puede acceder a los servicios contratados desde cualquier lugar, en cualquier momento y con diferentes dispositivos de conexión a Internet, como teléfonos móviles, PDA u ordenadores portátiles. Además, es el mismo proveedor de IT el que proporciona mantenimiento, actualizaciones y apoyo técnico.

Las aplicaciones cloud distribuidas en la modalidad SaaS (Software as a Service) aportan, además, un gran valor añadido, puesto que el usuario puede acceder al software y aplicaciones alojados en la nube de manera automática, en función de sus necesidades puntuales, y en base a un modelo de facturación basado en el consumo; es decir, el pago varía en función del uso que se hace del servicio cloud contratado, lo que permite escalar recursos según la demanda de la organización y cubrir elevados picos de demanda puntual.

“Nosotros, como proveedores de servicios SaaS, ofrecemos a nuestros clientes tantos recursos de cálculo como necesiten, cuando los necesiten y sin tener que pagar nada mientras no estén utilizando el sistema, lo que supone una oportunidad para las pequeñas empresas y grupos de investigación que quieren calcular pero que no requieren, o no quieren, hacer grandes inversiones en una infraestructura informática de alto rendimiento. Nuestros servicios de nube también son de utilidad para los grupos computacionales que tienen puntas de trabajo y necesitan más recursos por un periodo corto de tiempo”– declara Alfons Nonell-Canals.

En cuanto a la seguridad, privacitat e integridad de los datos en la nube, el CEO de Mind the Byte revela que “la infraestructura de AWS está certificada al nivel más alto y permite crear conexiones directas y seguras entre la infraestructura del cliente y sus máquinas en la nube que, a su vez, permiten crear nubes virtuales privadas, aisladas completamente del resto. Además, la redundancia del almacenamiento de los datos garantiza su integridad y durabilidad”.
 
 
Enlaces relacionados:
 
 
Permalink  
 
Desarrollado por Web4Bio