Nota de prensa


24/10/2016
PRODUCCION DE ARROZ EN SIERRA LEONA
Campo de cultivo
Arrozal
Biorizon Biotech ha puesto en marcha en Sierra Leona una iniciativa sin ánimo de lucro dirigida a la producción de arroz. David Iglesias, director general, ha explicado que se trata de un proyecto en el que un total de 10 hectáreas de terreno comunal han sido preparadas y puestas en uso para la producción de arroz, que se espera recoger antes de fin de año y que puede alcanzar hasta 12.000 kilos.
 
BIORIZON BIOTECH INICIA EN SIERRA LEONA PRODUCCION DE ARROZ EN SUELO COMUNAL PARA CONSUMO LOCAL DE 40.000 PERSONAS CON POCOS RECURSOS
La empresa almeriense se plantea para 2017 duplicar la producción y crear una escuela agraria para formar a los jóvenes

La empresa almeriense Biorizon Biotech, dedicada a la investigación y desarrollo de productos para la mejora de cosechas, ha puesto en marcha en Sierra Leona una iniciativa sin ánimo de lucro dirigida a la producción de arroz. David Iglesias, director general, ha explicado que se trata de un proyecto en el que un total de 10 hectáreas de terreno comunal han sido preparadas y puestas en uso para la producción de arroz, que se espera recoger antes de fin de año y que puede alcanzar hasta 12.000 kilos. Lo producido irá destinado a consumo local. Unas 20 personas, hombres y mujeres jóvenes que habitan en la zona, trabajan como asalariadas en la esta tarea.
Recuerda el promotor de esta iniciativa que Sierra Leona ha sufrido durante mucho tiempo los azotes de la guerra y del ébola, que causó una pandemia. “La situación en el país empieza a ser mejor y es el momento de sumar apoyos e iniciativas para colaborar en su progreso. Eso es lo que queremos hacer nosotros, crear riqueza y empleo y que otros se sumen a nuestra iniciativa porque allí hay mucho por hacer. Es importante colaborar socialmente y apoyar iniciativas de este tipo”.
“Durante este primer año – continúa - lo que hemos hecho es tomar el pulso al país, porque es muy complicado desde la distancia montar un equipo para desarrollar esas 10 hectáreas de cultivo. Nuestra intención es terminar la recolección antes de fin de año y, si todo va bien, duplicar la superficie de cultivo en 2017”. En su opinión, lo primero es asegurar el acceso a la alimentación de un producto básico como es el arroz, ya que “muchas familias no pueden tener acceso por la fluctuación de los precios”.
Davis Iglesias considera que “forma parte de nuestra responsabilidad devolver a la sociedad una parte de lo que estamos recibiendo de ella. Afortunadamente en mi empresa todo el mundo lo entiende y todos están implicados”.
Planes de futuro
La iniciativa puesta en marcha permitirá ampliar en 2017 la superficie en explotación hasta las 20 hectáreas y destinar los ingresos por la venta de la producción a crear una escuela de formación agraria que ofrezca una continuidad y un futuro para la zona. En el proyecto participa Juan Francisco Domínguez, asesor en cooperación. En su opinión esta actividad productora tiene como beneficio añadido el “fortalecimiento de los lazos entre los grupos familiares de la zona, cuyos miembros se están formando y trabajando por un bien común”.
“Estamos actuando, explica, en un distrito habitado por unas cuarenta mil personas que viven en distintos núcleos, no muy lejanos entre sí. La primera cosecha servirá para garantizarles el acceso a un alimento tan básico como es el arroz. Por eso esperamos contar con la colaboración de Naciones Unidas para una adecuada distribución d la producción”.
Niño de la guerra
El proyecto de Sierra Leona es supervisado por Biorizon Biotech a través de uno de sus trabajadores, Víctor, natural de Sierra Leona y antiguo niño-soldado que llegó a España al amparo de la Universidad de Almería. Se educó y formó en agricultura en Almería y en la actualidad pertenece a la plantilla de la empresa.
Juan Francisco Domínguez, asesor en el proyecto, resalta el hecho de que “desde la solidaridad, no se encuentra fácilmente empresas que inviertan altruistamente sabiendo que puede haber una nula rentabilidad económica. Biorizon no solo dona sino que se implica, invierte dinero y tiempo y dedica personas al proyecto. Hay que agradecer iniciativas de este tipo que deberían arraigar en una provincia como la de Almería, tan enfocada a la agricultura”.
 
 
 
 
Permalink  
 
Desarrollado por Web4Bio