Mujeres que lideran el futuro con su trabajo en el sector biotecnológico

Panel en el que participaron Carmen Vela, Rocío Arroyo, María Segura y Eva Ortega

Socios
Mujeres que lideran el futuro con su trabajo en el sector biotecnológico

En el sector biotecnológico en España tenemos mujeres que están trabajando en soluciones disruptivas para luchar contra cáncer, combatir el Alzheimer, el envejecimiento de la población, propuestas para acabar con el hambre o luchar contra el cambio climático. Trabajar en el sector biotecnológico supone trabajar directamente para mejorar la vida de millones de personas y ayudar a resolver desafíos sociales y generacionales.

Aun así, a pesar de los avances en los últimos años, el número de mujeres trabajando en el campo de las tecnologías disruptivas es aún muy bajo. En Europa, la baja representación de mujeres continúa caracterizando al sistema europeo de ciencia y tecnología, sólo el 21% de los investigadores en los niveles más altos, son mujeres

Sin embargo, el sector biotecnológico cuenta desde hace más de una década con un alto número de mujeres trabajando en actividades de I+D+I, siempre por encima de la media española. En 2017, las mujeres trabajando en biotecnología representaron casi el 60% y las investigadoras son casi el 54%. Ambas cifras sitúan al sector biotecnológico claramente por encima de la media, (en España sólo el 40% del personal que trabaja en I+D son mujeres, y tan sólo el 38% son investigadoras).

Mujeres que lideran el futuro

En el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, la Asociación Española de Bioempresas (AseBio), ha organizado un panel de mujeres trabajando en el sector con proyectos altamente innovadores y de impacto en el que Ana Polanco, Presidenta de AseBio, destacó que, “el sector biotecnológico es especial, en primer lugar, porque es un sector de ciencia, en el que muchas de nuestras empresas han nacido de una línea de investigación de una universidad o de un centro público de investigación. En segundo lugar, somos un sector en el que muchas de nuestras empresas tienen como CEO a un científico o a una científica. En tercer lugar, el sector biotecnológico cuenta desde hace más de una década con un alto número de mujeres trabajando en actividades de I+D+I siempre por encima de la media española”.

El “Libro Blanco de las mujeres en el sector Tecnológico” (2019) del Ministerio de Economía y Empresa confirma que las mujeres matriculadas en biotecnología representan el 61,5%, mientras que en las ingenierías y en la informática, sólo representan en el entorno del 25% y del 15%, respectivamente. 

Carmen Vela, Ex Secretaria de Estado de Ciencia e Innovación y fundadora de la Asociación de Mujeres Investigadores y Tecnólogas, ha resaltado que “la educación es la base de todo. Tenemos un problema si las niñas no pueden estudiar lo que quieran por sentirse inferiores. Es un problema que nos hace reflexionar sobre cómo formar a los profesores”.

Las niñas pequeñas reciben juguetes que no estimulan la curiosidad, y sería fundamental para crear el interés en la ciencia”,  destacó Rocío Arroyo, CEO de Amadix, ganadora del South Summit 2018. Su start-up ha desarrollado un test de sangre no invasivo para diagnosticar el cáncer de colon 15 años antes de su aparición. Además, Arroyo ha animado a las más jóvenes a “adentrarse en el mundo de la investigación y el emprendimiento porque el mundo necesita ciencia, y la ciencia a las mujeres”.

Por su parte, María Segura, Subdirectora General y Directora Técnica de AlgaEnergy, una de las pymes con mayor potencial de crecimiento en Europa que desarrolla soluciones innovadoras basadas en las microalgas para hacer frente al cambio climático, ha remarcado la importancia de la corresponsabilidad, ha destacado que la “conciliación familiar y laboral debe ser un papel fundamental en las empresas”. 

Según el informe que publicó la Asociación de Científicos Españoles en el Reino Unido, CERU, sobre la encuesta de percepción de género que se realizó a investigadores (contestaron unos 1300) de 63 instituciones españolas, incluidas universidades públicas y privadas, destacaba que “el 46% de las investigadoras piensa que ser mujer afecta negativamente a su carrera profesional, tan sólo el 10% de sus compañeros percibe que ser mujer supone una desventaja”. Y que “el 70% de las femeninas piensa que las investigadoras no ocupan suficientes puestos de liderazgos en España, frente al 53% de los hombres que opinan lo mismo”, resaltaba Eva Ortega, Directora del Biobanco del Centro Nacional de Investigación Oncológicas y Secretaria General de RAICEX (Asociación de Científicos Españoles en el Exterior).

En AseBio creemos que una fuerza de trabajo diversa en el sector científico técnico es crucial para la competitividad global de los países, por ello necesitamos impulsar todo el talento de hombres y mujeres para fortalecer nuestra capacidad innovadora.
 

Datos de contacto

Contanto Prensa AseBio:
Samanta Chocrón
schocron@asebio.com
912.109.374