Diagnóstico cardiometabólico para reducir las consecuencias de la obesidad

La empresa biotecnológica OWL Metabolomics trabaja en el desarrollo de productos de diagnóstico precoz y no invasivo de enfermedades relacionadas con la obesidad y el sobrepeso

Socios
owl photo

Hay pandemias más ‘silenciosas’ y menos evidentes que la COVID-19 que, aunque no generen picos tan agudos de mortalidad como el coronavirus, se extienden a lo largo del tiempo y provocan un gran número de muertes. Es el caso de la obesidad, una enfermedad que se manifiesta a lo largo del tiempo ya que está vinculada, entre otros factores, a estilos de vida sedentarios, hábitos alimenticios no saludables y a la falta del ejercicio. De hecho, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ha alcanzado cifras ya epidémicas, siendo causante de al menos 2,8 millones de muertes a nivel mundial.

La obesidad afecta al metabolismo de las personas y, al modificarlo, genera una serie de síndromes o manifestaciones de salud que pueden tener un efecto muy rápido e implacable como las enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo la primera causa de muerte en el mundo. Además, incrementa el riesgo de diabetes y afecta también, entre otros órganos, al hígado, incrementando el riesgo de padecer enfermedades hepáticas graves como la esteatohepatitis no alcohólica (NASH), que puede derivar en trastornos graves como la cirrosis o incluso el cáncer hepático

¿Cómo se combate esta pandemia? Ángel Santos, CEO de la empresa biotecnológica OWL Metabolomics, especializada en el desarrollo de productos de diagnóstico precoz de enfermedades, tiene clara la respuesta: la clave para hacerle frente es la prevención. Para ello, cuenta, “es importante disponer de información metabolómica: de dónde partes y a dónde evolucionas. Detectar biomarcadores para conocer cuál es tu riesgo metabólico y llevar un seguimiento del riesgo”.

I+D al servicio del diagnóstico no invasivo y precoz de enfermedades 

El diagnóstico preventivo es hoy en día una de las mejores herramientas para reducir el impacto de la obesidad en la población. En este sentido, desde el punto de vista de salud pública y de gasto, la prevención y el seguimiento también resultan rentables. Como explica el CEO de OWL Metabolomics, “el diagnóstico cardiometabólico, lejos de ser un gasto, se trata de una inversión que evitará gastos sanitarios asociados a estas enfermedades, previniendo intervenciones futuras mucho más caras”. 

A este respecto, la empresa biotecnológica vasca dispone de una herramienta de diagnóstico no invasivo y precoz del hígado graso que es el OWLiver test, el primer test in vitro que es capaz de diferenciar de manera no invasiva el hígado grado no alcóholico (NAFL) de la esteatohepatitis no alcohólica (NASH). La diferencia fundamental entre el hígado graso simple y el NASH es precisamente el mayor riesgo cardiovascular que presentan estos últimos por lo que el diagnostico con OWLiver permite un seguimiento más directo del paciente para que cambie sus hábitos hacia un estilo de vida más saludable. 

Se trata de una alternativa a la biopsia hepática, un método con inconvenientes como su alto coste y su carácter invasivo. De esta manera, OWLiver se convierte en un gran instrumento para el diagnóstico precoz y seguimiento de la patología del paciente.

Por otra parte, el equipo de investigación de OWL también está trabajando en el desarrollo de un nuevo producto que tiene como objetivo evaluar el riesgo cardiovascular asociado a la obesidad y al síndrome metabólico y que permitirá diagnosticar el nivel de riesgo cardiovascular del paciente, así como evaluar su evolución. 

Para el desarrollo de estos productos de diagnóstico, la empresa biotecnológica utiliza la metabolómica, es decir, la caracterización exhaustiva de pequeñas moléculas en sistemas biológicos para el desarrollo de productos de diagnóstico precoz de enfermedades vinculadas. Este estudio puede proporcionar una visión general del estado metabólico y pone de manifiesto los cambios en las vías metabólicas, proporcionando información relevante sobre los estados fisiológicos y patológicos para prevenir. 

Además, su profundo conocimiento en metabolómica permite a OWL ofrecer servicios de I+D a diferentes sectores como las industrias farmacéuticas, alimentación, nutrición y cosmética, así como a centros de investigación y a otras empresas biotecnológicas de diferentes ámbitos.
 

Datos de contacto

Eider Lazkano - GUK

eider@guk.es

620 807 344

Miriam Pérez – OWL

mperez@owlmetabolomics.com

688 641 824
 

Ficheros adjuntos
Más información

Sobre OWL

OWL es un proveedor global de servicios de metabolómica para la industria farmacéutica que tiene como foco principal el apoyo a los ensayos clínicos para enfermedades hepáticas y otras enfermedades de alta prevalencia, así como la investigación en indicaciones donde la metabolómica juega un papel clave, incluyendo el seguimiento de tratamientos farmacológicos y descubrimientos de biomarcadores.

Desde su creación en 2002, la empresa vasca colabora con numerosas compañías farmacéuticas y biotecnológicas de NASH y organizaciones de investigación en todo el mundo dentro del ámbito del hígado gracias a la creación de su plataforma exclusiva de análisis metabolómico. Además, participa en los 2 consorcios internacionales (LITMUS y NIMBLE) creados para encontrar sistemas no invasivos y fiables para sustituir a la biopsia hepática en el diagnóstico y pronóstico de NASH.