AseBio

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El 15 de diciembre de 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia
AseBio
Comunicación

La iniciativa de crear el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia nació con el objetivo de invitar a que se organizaran actividades de educación y sensibilización pública que ayudaran a lograr una mayor participación y progreso de las mujeres y las niñas en la ciencia.

La ciencia y la igualdad de género son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluidos en la Agenda 2030, y por ello la Asociación Española de Bioempresas (AseBio) quiere sumarse y poner en valor el trabajo de la mujer en la ciencia, visibilizando el trabajo de las mujeres en el sector biotecnológico

Desde la Asociación creemos que una fuerza de trabajo diversa en el sector científico técnico es crucial para la competitividad global de los países, por ello necesitamos impulsar todo el talento de hombres y mujeres para fortalecer nuestra capacidad innovadora.   

A pesar de los avances hechos en los últimos años, el número de mujeres trabajando en el campo de las tecnologías disruptivas es aún muy bajo. En Europa la baja representación de mujeres continúa caracterizando al sistema europeo de ciencia y tecnología. Sólo el 21% de los investigadores en los niveles más altos son mujeres.

Sin embargo, el sector biotecnológico cuenta desde hace más de una década con un alto número de mujeres trabajando en actividades de I+D+I, siempre por encima de la media española. Según los últimos datos del INE, las mujeres trabajando en biotecnología representaron casi el 60% y las investigadoras son casi el 54%. Ambas cifras sitúan al sector biotecnológico claramente por encima de la media (en España solo el 40% del personal que trabaja en I+D son mujeres y tan solo el 38% son investigadoras). 

El “Libro Blanco de las mujeres en el sector Tecnológico” (2019) del Ministerio de Economía y Empresa confirma que las mujeres matriculadas en biotecnología representan el 61,5%, mientras que en las ingenierías y en la informática, sólo representan en el entorno del 25% y del 15%, respectivamente.

Sabemos que la brecha en las carreras científicas y tecnológicas comienza muy temprano, en secundaria. Es en ese momento, en el que los estudiantes crecen y desarrollan sus habilidades y preferencias, donde los estereotipos comienzan a actuar. Está demostrado que el interés de las niñas por la ciencia y la tecnología se duplica cuando cuentan con referentes y que por ello es fundamental dar visibilidad a mujeres en el mundo de la ciencia y la tecnología para impulsar las vocaciones tecnológicas de las niñas.