Socios

La comunidad científica del PCB se implica en la lucha contra el SARS-CoV-2

A través de diferentes proyectos en los que colaboran con centros de investigación nacionales e internacionales de todo el mundo

La comunidad científica del PCB se implica en la lucha contra el SARS-CoV-2
Coronavirus
Investigación

Ante la emergencia sanitaria provocada por el SARS-CoV-2, los avances científicos en el tratamiento, vacunes y diagnóstico del nuevo coronavirus tienen como actores de primera línea a varios centros de investigación y empresas biotecnológicas del Parc Científic de Barcelona (PCB).

La comunidad científica del PCB está aumentando sus esfuerzos en el desarrollo de soluciones terapéuticas para combatir el COVID-19, a través de diferentes proyectos en los que colaboran con centros de investigación nacionales e internacionales de todo el mundo.

Nuevos fármacos antivirales
El Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) es una de las instituciones de investigación catalanas que ha empezado a trabajar con más celeridad en la lucha contra el COVID-19. El grupo Pluripotencia para la regeneración de órganos, liderado por Nuria Montserrat, está explorando desde hace semanas –en colaboración con prestigiosas instituciones internacionales– mecanismos moleculares que bloqueen la replicación del SARS-CoV, para evitar así que el virus infecte a otras células.

Concretamente, el equipo del IBEC está trabajando en organoides renales o mini-riñones, que imitan la estructura y función de un órgano real (el riñón es uno de los principales órganos afectados por el Covid-19, para la identificación de nuevas vías y dianas que frenen la progresión del coronavirus).

Varios proyectos en los que participan entidades del PCB para avanzar en el conocimiento sobre el nuevo coronavirus han sido seleccionados por convocatorias gubernamentales, como la anunciada por la Comisión Europea el pasado 30 de enero en el marco del programa Horizonte 2020. La resolución, publicada el pasado 6 de marzo, incrementó el presupuesto inicial de 10 M€ a 47,5 M€, dada la magnitud de la pandemia.

El Instituto de Investigación Biómedica (IRB Barcelona) es uno de los ocho centros de investigación españoles (cinco de ellos catalanes) involucrados en los 17 proyectos seleccionados en esta convocatoria de la CE para investigar el desarrollo de nuevas vacunas, pruebas de diagnóstico rápido, nuevos tratamientos, y métodos de seguimiento para prevenir y controlar la propagación del coronavirus de Wuhan o SARS-CoV-2.

El laboratorio de Bioinformática Estructural y Biología de Redes del IRB Barcelona, que dirige Patrick Aloy, participa, junto con otros centros europeos, en el proyecto RiPCoN, que estudiará, a nivel computacional, las interacciones entre el coronavirus y las células humanas, con el objetivo de identificar fármacos (ya en el mercado, o en pruebas) que puedan combatir la expansión del virus.

La compañía Nostrum Biodiscovery (NBD) colabora con el Barcelona Supercomputing Center–Centro Nacional
de Supercomputación (BSC-CNS) en otro proyecto seleccionado en esta convocatoria de la CE, el EXSCALATE4CoV (E4C), que busca aplicar la supercomputación de frontera para potenciar el diseño inteligente de fármacos in silico relacionados con el COVID-19.

A través de ChemistriX, su biblioteca virtual de compuestos propietaria, NBD se centra en la detección de nuevas entidades químicas inhibidoras de la 3C –la proteasa principal del SARS-CoV-2– como diana terapéutica para el desarrollo de nuevos tratamientos contra el virus. Al bloquear esta enzima, el COVID-19 no puede replicarse eficientemente. Las conclusiones de su trabajo serán aportadas de manera altruista al proyecto EXSCALATE4CoV (E4C), y a otros consorcios actuales donde participa el BSC-CNS para abordar elSARSCoV-2.

PharmaMar, presente también al Parc Científic de Barcelona, está colaborando con el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) en la investigación de un tratamiento antiviral. Los resultados de los estudios in vitro de Aplidin® (plitidepsina) –un antitumoral desarrollado por PharmaMar para el mieloma múltiple– en el coronavirus humano HCoV229E (que tiene un mecanismo de multiplicación y propagación muy similar al COVID-19) han resultados positivos.

Los ensayos –realizados en el CNB-CSIC por el Dr. Luis Enjuanes, la Dra. Isabel Solá y la Dra. Sonia Zúñiga confirman la hipótesis que la diana terapéutica de Aplidin®, que es la EF1A, es clave para la multiplicación y propagación del virus. PharmaMar está en contacto con las autoridades regulatorias para empezar los estudios en pacientes infectados con el SARS-CoV-2.

Bioingenium, una Contract Research Organisation (CRO) especializada en el desarrollo de proteínas recombinantes, trabaja para producir proteínas que se utilizarán como diana para nuevos fármacos para tratamiento del COVID-19.

Test rápidos de diagnóstico
Qiagen ha desarrollado el sistema QIAstat-Dx Respiratory 2019-nCoV Panel para la detección rápida del SARSCoV-2. Este kit de diagnóstico molecular point of care permite diferenciar el COVID-19 de otros 21 patógenos respiratorios –bacterianos i virales– en aproximadamente una hora, para poder diagnosticar a las persones infectadas por el nuevo coronavirus.

El grupo holandés Qiagen, que cotiza en el Nasdaq de Nova York, adquirió en 2018 Stat-Dx, compañía incubada en el Parc Científic de Barcelona, que creció en el mismo Parc hasta ocupar más de 1.500 m2. En este espacio del Parque se centraliza actualmente la investigación y producción de los kits de diagnóstico del COVID-19. Qiagen ya ha obtenido el marcado CE-IVD para comercializarlos en Europa y está pendiente de la autorización de la U.S. Food and Drug Administration (FDA) para introducirlos en los Estados Unidos.

En el campo del diagnóstico del nuevo coronavirus trabaja también Endor Technologies, que está preparando un proyecto europeo para desarrollar un kit de diagnostico con nanopartículas que pueda sustituir la actual técnica utilizada de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCr, Polymerase Chain Reaction) y así desarrollar técnicas más rápidas para la detección de los virus.

Otras aportaciones de la Comunidad PCB
Otras entidades presentes en el Parc Científic de Barcelona también están concentrando recursos y esfuerzos para avanzar en la lucha contra el SARS-CoV-2.

Vesismin Health, especializada en el control de infecciones al ámbito hospitalario, está desarrollando y produciendo antisépticos contra el SARS-CoV-2 –como el hielo hidroalcohólico y el hielo de clorhexidina jabonosa al 4%– todo y los numerosos problemas que está teniendo en el abastecimiento de materias primas y materiales de acondicionamiento.

Todos sus productos destinados a la higiene del entorno inmediato del paciente han sido testados en tiempos compatibles con su secado en superficies, según Norma EN 14476, para su actividad virucida contra, al menos, virus envueltos, lo que los hace efectivos contra patógenos como el coronavirus. Entre los desinfectantes de superficies, destacan los formatos en toallitas o sprays, por su comodidad y rapidez.

El grupo de investigación Microbial Biotechnology and host-pathogen interaction de la Universidad de Barcelona, ubicado en el PCB y liderado por Antonio Juárez, pone a disposición de las autoridades sanitarias su experiencia, equipamiento y personal científico y técnico. El laboratorio es especialista en la técnica qPCR, actualmente utilizada para la detección del coronavirus.

El propio PCB está donando todo el material posible para Equipos de Protección Individual (EPIs). Hasta ahora ha suministrado al Hospital Clínic de Barcelona 10.000 gorras, 10.000 mascarillas, 45.500 guantes, 900 batas, 12.000 fundas para zapatos y 80 tyvecks de protección integral.

Dada la actividad de muchas empresas y grupos de investigación ubicados en el PCB que trabajan en proyectos relacionados con el COVID-19, el Parque, como infraestructura científica y tecnológica crítica, está concentrando sus recursos y esfuerzos en garantizar el buen funcionamiento de estas entidades durante todo el periodo de estado de alarma sanitaria”, afirma Maria Terrades, Directora General del Parc Científic de Barcelona.