AseBio

Los bioproductos llaman a la puerta de los ministerios

AseBio lanza una iniciativa para concienciar a las instituciones públicas y a la sociedad del beneficio de estos elementos para nuestra salud y la del planeta 

Remote video URL
Medio Ambiente
Agroalimentación
Biotecnología industrial

“Nuestra idea es trasladar avances tecnológicos y llevarlos al consumo diario de las personas”. Este es el objetivo de algunas empresas que han desarrollado productos que esta semana estarán viajando hacia las puertas de los Ministerios del Gobierno, a raíz de una iniciativa de la Asociación Española de Bioempresas (AseBio). Las cestas llevarán casi 10 bioproductos distintos, desde bioestimulantes, cosméticos hasta cuadernos hechos a base de heces de elefante o incluso uno de los  chocolates “más saludables” que existe hoy en el mercado. 

Desde AseBio, uno de los objetivos es priorizar estos modelos de  negocio que pueden escalar con rápidez y hacer llegar los bioproductos a la sociedad, según nos cuenta Carlos Rodriguez-Villa, director general de AlgaEnergy y coordinador de nuestra  Comisión de Transformación Industrial: “Trabajamos para influir en el ámbito regulatorio y social, con el fin de estimular la promoción e integración de modelos industriales que aboguen por incluir a la biotecnología no solo como un sector más, sino como uno en el que España goza de ventajas competitivas y una posición de prestigio internacional. Tenemos todos los ingredientes. Aprovecharlos o no, solo depende de nosotros”. 

Algunos socios  han aprovechado esos ingredientes y ya han lanzado al mercado productos que revolucionan nuestra agricultura, nuestra salud y la alimentación del futuro.

Una alimentación más saludable

Empecemos por coger uno de los chocolates que hay en la caja. ¿Cómo puede ser saludable este alimento? ADM Biopolis y Personal Food han dado la vuelta a la visión negativa y han creado, juntos, “el Ferrari de los chocolates”. “Ahora el consumidor se ha vuelto más exigente en cuanto a sabor y quiere que además de estar rico, mejore su salud”, explica Daniel Ramón Calvo, responsable del marketing global de soluciones microbianas Food & Beverage de ADM Biopolis, empresa socia de AseBio especializada en probióticos. El chocolate parece ser el vehículo perfecto. Jorge Tejero, co-fundador de Personal Food, explica que la vocación de la empresa, fue “encontrar soluciones saludables a los problemas que tiene la ciencia a través de elementos comunes” y que el chocolate era perfectamente estable para contener esos probióticos que benefician nuestro microbiota. 

foto personal food

Aunque el chocolate parezca ser uno de los ingredientes más atractivos que vemos en el supermercado, llegar a él no es tan sencillo. Uno de los retos que destacan los expertos, tanto Ramón como Tejero, es que la sociedad sea capaz de conocer cuáles son los beneficios de la biotecnología y de esos probióticos. “Necesitamos que sean aceptados y conocidos”, comentan. Pero si subimos a escala institucional, tampoco parece haber suficiente movimiento. “Desde los ministerios podrían ayudarnos a comercializar más rápido. Sería maravilloso, aunque no sea de tipo financiero, pero sí de reconocimiento. Ellos pueden ayudarnos a que estos productos se conozcan antes”, proponen desde Personal Food.  Desde estas dos empresas que han colaborado estrechamente, dicen estar muy contentos porque han conseguido trasladar “una idea de ciencia a ficción” en algo real, algo tangible, en un alimento que se come, que se compra y que se convierte en un vehículo lleno de beneficiosos. 

Los ministerios también podrán descubrir en la cesta otro tipo de bioproductos que también merece su atención: el complemento nutricional, Active ProResolve, de la empresa socia Azur Global Nutrition. Los omegas-3 o ácidos grasos poliinsaturados EPA y DHA, han demostrado tener numerosos beneficios en la salud. Se conoce el efecto protector que tienen a nivel cardiovascular pero también los beneficios a nivel de salud ocular, función cognitiva o para las mamás embarazadas, según explica Sonia Moreno, responsable de marketing y proyectos de la empresa. “Son alternativas para poder cubrir ese déficit de nutrientes necesarios para mantener el funcionamiento normal de tu organismo”, asegura Moreno. 

La cosmética del futuro

En el mundo de la cosmética, la biotecnología también actúa. Nuestro sector desarrolla principios activos con una función clara y específica sobre la piel, manipulando organismos y células mediante análisis biológicos, microbiológicos, inmunológicos, bioquímicos, toxicológicos y químicos para actuar en la raíz del problema existente, aportando a la piel todo lo necesario para su recuperación. 

foto cosmetico

En la caja, se encuentran las enzimas recombinantes de PBSerum , que nos ofrece nuestro socio Proteos Biotech. Se trata del primer sistema terapéutico basado en las enzimas recombinantes Queratinasa PB333, Colagenasa G PB220, Colagenasa H PB220, Lipasa PB500 y Hialuronidasa PB300. Estas enzimas tienen secuencias y estructuras similares a las de origen humano, pero con una mayor pureza y estabilidad. 

La marca, ya presente en más de 50 países, continua su expansión con un nuevo lanzamiento en Azerbaiyán. “Fabricados en Albacete y Barcelona, estos productos cuentan con altos estándares de calidad y respaldo científico para su fabricación y suministro clínico y comercial”, según nos cuentan desde la empresa. 

Una revolución agrícola contra las temperaturas extremas

En la caja hay algo que no se come, ni se bebe, ni se aplica sobre la piel, pero que, por efecto dominó, tiene efectos directos en nuestra salud y la del planeta: los bioestimulantes y biofertilizantes. Para AlgeEnergy, estos elementos, que se han ido posicionando durante los últimos años como una herramienta integrada y cada vez más esencial en los planes de fertilización de los cultivos, y de hecho, ya se consideran parte de la solución para la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, en particular el ODS 2 “Hambre cero” . Rodríguez-Villa habla de ellos como “herramientas muy eficaces y útiles” y no duda un segundo que pueden contribuir al sustancial aumento de la producción de forma muy eficiente, particularmente en el contexto del cambio climático, en el que las sequías y temperaturas extremas son cada vez menos raras. 

En la misma línea, Adriana Casillas, directora general de Tebrio, nos habla de su producto el biofertilizante oFrass, proveniente de las deyecciones del insecto Tenebrio Molitor. “Aporta gran cantidad de nutrientes, mejorando los suelos y con capacidad para mitigar el impacto del cambio climático en la producción vegetal, con capacidad bioestimulante y que además reduce la necesidad de pesticidas. Es apto para producción orgánica y de residuo cero y su utilización contribuye a reducir la huella de carbono de la cadena de valor”, detalla. 

...

La aportación de estos elementos a la agricultura es enorme, y la previsión es que su mercado se cuadruplique entre 2020 y 2030, a nivel mundial. La biotecnología es y será un sector clave en el impulso de la transición hacia una economía circular y por tanto más sostenible”, concluye Rodríguez-Villa y coordinador de nuestra comisión de Transformación Industrial. 

 

PD. Los Ministerios que tendrán la oportunidad de probar estos artículos son: Ministerio de Ciencia e Innovación, Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y finalmente la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia del Gobierno de España

 

Por Agathe Cortes y Sofía Garro 

caja bioproductos