AseBio

#MujerBiotech | María Segura: “Tenía muy claro que quería ser ingeniera y que ser mujer no sería ninguna barrera”

AseBio publica su octava entrevista del proyecto “El testimonio de 10 #MujeresBiotech en pandemia” con motivo del 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con María Segura, directora técnica de AlgaEnergy, empresa dedicada a crear productos derivados de las microalgas. 

María Segura

A María Segura (Almería, 35 años) le gusta mucho una frase de Albert Eistein que va muy en línea con lo que nos contaba Adriana Casillas: ‘’Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad’’. La directora técnica de AlgaEnergy, compañía que lidera proyectos de I+D+i en biotecnología de microalgas, ha tenido esta cita muy en cuenta ya que, desde que eligió el bachillerato científico, sabe que el hecho de ser mujer no le impedirá hacer nada y que la llamada “voluntad” no le faltaba. La mirada que tiene nuestra #MujerBiotech sobre el lugar de la mujer en la ciencia, basándose en lo que ocurre en la biotecnología, es esperanzadora.

AseBio. ¿Cómo resumirías tu recorrido en el sector biotecnológico como mujer? 

María Segura. Mi recorrido es, tanto a título personal como profesional, muy enriquecedor desde un punto de vista científico-tecnológico. El motor del sector biotecnológico es la innovación, y esto es muy atractivo para todo aquel que quiera adquirir conocimientos día a día, y que tenga iniciativa y capacidad para pensar out of the box, independientemente de su género.

AseBio. ¿Has sentido una desventaja, una discriminación por ser mujer?

María Segura. En mi opinión, el sector biotecnológico no es discriminatorio. En AlgaEnergy, el porcentaje de mujeres en plantilla ronda el 50%. Pero si hablamos de puestos especializados en biotech, en la Plataforma de Experimentación con Microalgas, la instalación de AlgaEnergy enfocada a la I+D+i, las mujeres representan un 75 % de la plantilla; creo que es una evidencia sustancial que demuestra la apuesta de las empresas biotecnológicas españolas por la mujer y su papel fundamental, e innegable, en este sector.

AseBio. ¿Cómo crees que ha afectado la COVID-19 a la visibilidad de la mujer biotech? ¿y de AlgaEnergy?

María Segura. Creo que la COVID-19 no ha afectado de una forma concreta o específica a la visibilidad de la mujer, de hecho, parece claro que, si hay un sector que saldrá reforzado de esta crisis social-sanitaria, es el biotecnológico, posicionándose como un sector clave para la recuperación, lo que debería implicar que la figura de la mujer se consolide definitivamente.

AseBio. En Alga Energy, ¿cómo trabajáis para alcanzar la paridad?

María Segura. Me gustaría responder a esta pregunta con una frase de D. Augusto Rodríguez-Villa, presidente de AlgaEnergy, que creo deja clara la postura de la empresa con respecto a este tema y con la que estoy totalmente de acuerdo: ‘’En AlgaEnergy aconsejamos, desde la experiencia de disfrutarla, la igualdad de género. Porque ofrecer las mismas oportunidades nos ha abierto la posibilidad de contratar a los mejores, sean hombres o mujeres’’.

AseBio. ¿Cómo es el día a día de una de esas mujeres con o sin pandemia?

María Segura. Los trabajos que desarrollan las mujeres investigadoras de la plantilla de AlgaEnergy son exactamente los mismos que desarrollan los hombres, sin distinción. Hacemos trabajos en los laboratorios, trabajos en planta, tareas más técnicas o más científicas. Específicamente, en labores de I+D+i, como he mencionado anteriormente, hay mayoría de mujeres. En puestos de dirección también hay un porcentaje de mujeres muy reseñable. En definitiva, tratamos de hacer nuestro trabajo de la mejor forma posible, con muchas ganas e ilusión, y apoyándonos en el magnífico equipo que nos rodea y que se conforma de mujeres y hombres, sin distinción de género.

AseBio. ¿Cuál sería, para ti, la prioridad para llegar o mantener la igualdad en tu área de investigación de cara a 2021?

María Segura. Nuestra prioridad es fomentar la contratación y promoción del talento y la excelencia, sin discriminación de género. El hombre y la mujer son capaces de lo mismo y hay que mirar el talento de cada uno, pero es verdad que la conciliación del trabajo con la maternidad es el punto más crítico para ella. La conciliación es posible, pero se ve, en general y por ahora, que la que cede es más ella que él. Suele ser ella la que reduce su jornada o que borra reuniones de su agenda. Pero nosotros buscamos a personas y punto, independientemente de su vida personal o de que sea mujer u hombre.

AseBio¿Cuál fue tu motivación para entrar en una formación científica?

María Segura. En mi caso, tenía muy claro que quería estudiar una ingeniería y que ser mujer no sería ninguna barrera, no lo podía permitir.

AseBio. ¿Pero entonces que le dirías a una niña?

María Segura. Hay una frase de Albert Einstein que me gusta mucho y que incluimos en la orla de mi promoción de Ingeniería Química: ‘’Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad’’, y creo que, si a las mujeres algo nos sobra, es la voluntad, y la capacidad de esfuerzo y sacrificio; o al menos, esta ha sido mi experiencia tanto en mi etapa académica como en la profesional.
 
AseBio. La sociedad ha mejorado en la percepción de la mujer en la ciencia y la biotech, pero ¿qué nos falta por comunicar?

María Segura. Mientras que no se consiga una igualdad real y la sociedad no vea como algo extraordinario que una mujer sea científica o que tenga un puesto de alta dirección, hay que seguir comunicando y fomentando la promoción de la mujer. Si las mujeres no hacemos ruido, esto no se mueve. Pero esta labor es de todos, tanto de la familia, educadores, instituciones, empresas u asociaciones con iniciativas como esta. 

 

Por Agathe Cortes