AseBio

Pedro Alonso (OMS): "Si no es a través de la biotecnología no resolveremos el atasco"

El director del Programa Mundial de la Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Pedro Alonso, habla con AseBio sobre los mayores retos sanitarios y las claves para fortalecer el sistema sanitario antes de clausurar el Health Innovation Forum

Pedro Alonso (OMS)
Salud

Créditos de la foto: ©️ WHO / Mark Henley

 

La COVID-19 ha robado el protagonismo a las otras enfermedades, pero no la necesidad de darles respuestas que lleguen a la sociedad. La biotecnología está en el centro de debate para responder ante la recuperación sanitaria y sostenible de Europa que ha sido golpeada por una pandemia sin precedentes que colapsó los hospitales y puso de manifiesto los fallos y las carencias del sistema.

Pedro Alonso, director del Programa Mundial de Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) habla con AseBio del liderazgo de la investigación y la ciencia como única alternativa para mejorar la salud y la vida de las personas expuestas a diario a patologías conocidas, controladas, nuevas o raras, temas que han vuelto y volverán este miércoles en el Health Innovation Forum. 

 

AseBio. ¿Cuál ha sido el mayor impacto de la COVID-19 sobre las otras enfermedades que han perdido protagonismo?

Pedro Alonso. Yo creo que la COVID-19 ha puesto varias cosas sobre la mesa. Nos ha recordado una cosa muy sencilla, y que muchos decían durante bastante tiempo pero que quizás no se le ha prestado suficiente atención. Si hay una cosa en la salud humana que tiene la capacidad de ser disruptivo y de suponer un riesgo existencial para la humanidad, son las enfermedades infecciosas. Son las únicas en la salud que tienen la capacidad de, en seis u ocho semanas, paralizar el mundo y provocar una catástrofe sanitaria, económica, social y política. Pero nos habíamos olvidado de ellas. Esta crisis nos ha llevado a investigar en ello, cosa que se había hecho muy poco. En España no tenemos capacidad de producir vacunas, ahora sí. 

AseBio. Por lo tanto, hemos aprendido algo de todo esto…

Pedro Alonso. Mas que decir en qué ha afectado en negativo: es que hemos visto claramente que las enfermedades infecciosas nunca nos abandonarán. Con una cierta miopía no reconocemos que una gran parte de la humanidad vive con grandes pandemias, como la malaria, el VIH y la tuberculosis. Tomemos en serio esas enfermedades como lo hemos hecho con la COVID-19. El ser humano se ha asustado y ha reaccionado y eso tiene que servir a crear más vacunas y soluciones y que se utilice la innovación y la tecnología para llegar a ello. 

AseBio. La biotecnología y la ciencia son indispensables, entonces…

Pedro Alonso. Claro. Son centrales. Quiero decir… no hace falta explicar lo que está suponiendo la COVID-19. Lo que nos va a sacar de eso por un lado son las viejas medidas de salud pública, como la cuarentena, el aislamiento y las vacunas chinas con virus atenuados, y por otro lado las plataformas disruptivas como el ARNmensajero, o plataformas a medio camino como los adenorivus de chimpancé atenuados. Se ha producido en cuestión de meses una enorme innovación que se puede utilizar para el cáncer y otras enfermedades. Todo lo que se ha creado con la crisis es extremadamente útil para otros ámbitos de la salud. Tanto la solidaridad, la innovación como la tecnología aplicada a la salud pública nos va a sacar de esta situación. La ciencia es parte de nuestra cultura y lo que nos puede permitir progresar como sociedad. 

AseBio. Pero vemos que invertir a largo plazo en ciencia no siempre convence… ¿Cómo hacer que esa inversión se ponga en el centro y que los líderes lo vean rentable?

Pedro Alonso. La pregunta que habría que hacerse es: “¿Cómo puede ser que no se invierta?” A los países que lo hacen les va bien y a España, que no ha invertido, le va mal. Deberían hacerse pactos de estado en las cuales el refuerzo de la inversión y el desarrollo, la ligazón entre la ciencia y el tejido empresarial no deberían ni ser discutidas porque no hay otra opción. No apostar por la innovación nos hace ser países dependientes, ir un paso por detrás. El país tiene que tomar una decisión y pensar “¿qué quiero ser de mayor?”

AseBio. ¿Qué país sería un referente para que España deje de estar un paso por detrás?

Pedro Alonso. Hay muchos… Alemania, Francia, Corea, UK, Holanda, China y ni he citado los Estados Unidos… Son países con decisiones tomadas desde hace décadas sobre su desarrollo, con un modelo de sociedad basada en el conocimiento, y que invierten un 2 o incluso un 3% de su PIB anualmente, sin altibajos, sin toboganes, en ciencia y conocimiento. Son sociedades maduras, con clases políticas que vienen de la ciencia y eso explica el progreso de las naciones.

AseBio. ¿Ese es nuestro fallo? ¿El no tener suficientes voces científicas en las clases políticas?

Pedro Alonso. No hay una constancia. Ha habido momentos que se han aumentado los gastos y se han hecho políticas para que luego se abandonen. Hay experiencias excelentes como el programa ICREA en Cataluña. Tiene que haber un pacto de ciencia por la innovación y España se tiene que tomar eso en serio. Hay buenas experiencias ya. Tenemos buenos investigadores, buena investigación. También debemos tener en cuenta la importancia del tejido empresarial. En general Europa falla y España en particular cuanto a la traslación del conocimiento a la empresa. Es una asignatura pendiente.

AseBio. ¿Y cómo estrechar ese vínculo entre laboratorio y mercado?

Pedro Alonso. En eso sí que no soy un experto. Tenemos un tejido empresarial en la biotecnología relativamente escaso y no sé cómo se resuelve. BIONTECH es una empresa biotecnológica alemana relativamente pequeña que ha tenido la capacidad de desarrollar innovación y buscar la asociación con una gran empresa como Pfizer que puede trasladar ese conocimiento. En España queda mucho recorrido todavía. 

AseBio. ¿Cómo pueden ayudar instituciones como AseBio y grandes organismos como la OMS?

Pedro Alonso. Hay un tema de pacto de estado. Tiene que haber una política general. Está muy bien todo eso, pero la inversión de fondos privados sigue siendo pequeña. No soy un experto y lo único que puedo apuntar, es que estamos lejos de los niveles donde un país grande y con capacidades potentes como es España no está jugando el papel que podría y debería. 

AseBio. ¿La fragmentación de Europa o de un país tiene algo que ver con esta carencia?

Pedro Alonso. Sí. Yo creo que Europa tiene un problema de traslación. En Estados Unidos, logran mejor transmitir a la empresa, pese a que Europa tiene excelentes profesionales. Somos una fuente importante de coordinación de focalización de trabajo. Se trata de impulsar una mejor traslación y el European Research council es un buen ejemplo, como el programa Horizon 2020. Hay iniciativas y recursos y estamos en el camino adecuado, pero queda todavía.

AseBio. ¿Y la sociedad en todo esto qué tiene que hacer?

Pedro Alonso. Es clave y especialmente en una sociedad democrática. Pero somos países de memoria muy corta. Hace unos meses cuando empezó la crisis, España lanzó un programa contra la COVID-19. Es verdad que hay prototipos, pero ¿qué tipo de recursos han puesto? Además, nos falta consistencia y conciencia. No es un problema de ahora. He oído discursos donde no se pronuncia la palabra ciencia. ¿Cómo se puede hablar de una nación sin hablar de ciencia? Hace falta una mayor profundidad de pensamiento y reconocimiento por parte de la sociedad para exigir responsabilidades a sus representantes.

AseBio. ¿Y cuál es nuestro mayor reto sanitario?

Pedro Alonso. Fortalecer el sistema sanitario es la prioridad número uno y también resolver la inestabilidad de la investigación. La relación con la empresa debería también ser un ámbito prioritario. 

AseBio. ¿Y qué podemos hacer con el recelo de la población frente a la innovación y las propuestas biotecnológicas como hemos visto con una vacuna que se ha hecho en 10 meses cuando otras se hacen en 30 años?

Pedro Alonso. Cultura, información y mantener la excelencia y la calidad de las agencias regulatorias con los mejores expertos. Gracias a ellas y al proceso de unificación de la Agencia Europea, se transmite mayor confianza a la población. Nos queda camino por recorrer y eso también es la solidaridad.

AseBio. Y la biotecnología nos ayudará en ese camino…

Pedro Alonso. Es clave. Si no es a través de la biotecnología no lo resolveremos. Así de sencillo. Hoy hablaba con mis colegas de África, estamos atascados, no conseguimos hacer más progreso. La única manera de avanzar es con soluciones tecnológicas, nuevas herramientas, vacunas, monoclonales, sin ellos, olvidémonos, no se va a lograr. 

 

Por Agathe Cortes